¿Cuál es el verdadero origen de la pasta?

Parece ser que la pasta ha existido desde siempre. Existía hace 3000 años cuando –como lo confirman también los relieves en estuco de las tumbas etruscas del siglo IV– en las casas se encontraban tablas y rodillos para la preparación de formas rudimentarias de pasta cocida en agua.

0
753
Origen de la pasta

Sobre el origen de la pasta mucho se ha discutido, sin embargo parece ser que la misma ya existía alrededor del año 100 a.C. bajo la forma de làgana, tiras sutiles de harina y agua empastada, que vendrían a ser a todos los efectos una antecesora de la moderna lasagna. Y existía en la antigua Grecia con la macària, un preparado de cebada y caldo que parecería ser además el progenitor de los maccheroni, que aparecieron por primera vez en los escritos del notario Ugolino Scarpa que datan del año 1279.

Origen de la Pasta

El nacimiento de los maccheroni es por otro lado hasta el día de hoy motivo de disputa, sobre todo entre los napolitanos que se reivindican en vano su paternidad y a los cuales se les reconoce además el mérito de haber “adoptado” este tipo de pasta y de haberlo interpretado dando vida a una verdadera y propia tradición popular.

Lo cierto es que en Italia la pasta era ya conocida antes del regreso de Marco Polo y que a partir del mil quinientos el consumo se difundió por todo el mundo, desde Francia de Caterina de Medici a la América de los emigrantes italianos que viajaban en naves con las bodegas cargadas de maccheroni.

El primer libro de cocina jamás impreso, el “De onesta voluptate ac valetudine” del año 1475 contiene las recetas para la preparación de los maccheroni, que en aquella época no era de hecho un alimento popular, sino más bien una exquisitez reservada a los ambientes de la corte, a los paladares aristocráticos.

Se debe esperar casi un siglo (el volumen “Ópera” de Bartolomeo Scappi, 1570) para que se distinga entre los diversos tipos de pasta como los tagliatelli, maccheroni y gnocchi, condimentados entre otros con ingredientes dulces como miel, azúcar y canela como alternativa a los clásicos queso y mantequilla.

Los ingredientes salados llegaron solo en el mil ochocientos y desde aquel momento la combinación pasta-tomate llegaría a ser un clásico de la cocina italiana, mucho antes de que en cada región se desarrollase una tradición local ligada a un particular tipo de pasta y de ingredientes. En todo caso, los spaghetti con salsa de tomate siguen siendo la tarjeta de presentación de la cocina italiana en el mundo.

Italia Perù è un sito web dedicato alla promozione turistica, gastronomica, commerciale e culturale dell’Italia e del Perù // Italia Perù es un sitio web dedicado a la promoción turística, gastronómica, comercial y cultural de Italia y del Perú