Exportaciones Italianas: El mapa de riesgo país SACE 2016

0
1925
sace 2016

La SACE (www.sace.it) acaba de publicar el mapa 2016 del “Riesgo país” para las inversiones italianas. Al respecto, la redacción de Il Sole 24 Ore ha elaborado un artículo explicando cómo debido a la baja en los precios de las materias primas, la menor sostenibilidad y conflictos internos de las naciones; se ponen en riesgo las estrategias de las exportaciones e inversiones italianas que se dirigen hacia los países emergentes. En principio se hace mención al gran colosal Brasil, pero también se mencionan otros países ubicados en Medio Oriente, Norte de África y América Latina.

El mapa SACE de riesgo país para las inversiones y exportaciones italianas 2016, captura la volatilidad e inseguridad de los mercados en países desarrollados y emergentes.

Además, hay que recordar que el 2015 no fue un año fácil para el Made in Italy que reportó US$5,4 mil millones menos de exportación, a lo que se sumó los avatares de los exportadores e inversionistas italianos que tuvieron que lidiar con impagos, expropiaciones, violación de contratos, falta de crédito y hasta guerras.

Made in Italy

Las estrategias de internacionalización de los últimos cinco años presentaban un Made in Italy rediseñado para los países emergentes; sin embargo, los expertos SACE recomiendan prudencia para el 2016, al igual que prestar mucha atención a los acontecimientos económicos y políticos de los mercados en los que se tienen expectativas de expansión.

Las buenas noticias para la relación económica entre América Latina e Italia, aparecen en este mismo artículo en donde se mencionan a Chile y Perú en la lista de países hacia donde se pretende incursionar en los próximos 4 años.

El mapa de SACE muestra a Chile con mejores prospectivas para la inversión que Perú; y aunque este último tiene un complejo proceso electoral a puertas, cabe recalcar que existe una necesidad de invertir en la diversificación productiva de las PYME, sin contar que el consumidor peruano continua invirtiendo en mejorar sus estándares en la calidad de vida.

En estas estrategias no se menciona a Colombia, pero me permito recordar que las investigaciones Nielsen mostraban a un consumidor colombiano 2015 mucho más seguro en sus gustos, preferencias y tendencias de consumo.

Chile, Colombia, Perú

En este sentido, puedo concluir que si los exportadores italianos tienen que calibrar bien los binoculares a la hora de emprender, como sugiere el artículo de Il Sole 24 Ore; en lo que respecta a América Latina, me permito recomendar la estrategia de tres mercados por uno: Chile-Colombia y Perú como un mercado único. De lo contrario, se estarían evaluando costosas intervenciones y misiones empresariales para países que por sus características geográficas, económicas, empresariales, poblacionales y/o políticas no cumplen con las expectativas de las empresas italianas.

El costo de incursionar en América Latina para los italianos sigue siendo elevado, por ende una estrategia por bloque con un buen estudio de mercado, podría minimizar los riesgos y traer mayores beneficios.